Sensación de ansiedad

donde las tildes no importan...

Quiero ser una parada en la estación que lleva tu nombre, quiero ser el verbo puedo, quiero andarme sin rodeos confesarte que una tarde empece a morir por ti...

15:02

Cuándo piensas ser mamá?

Publicado por Cinthya Zapata |

Maternidad palabra lejana y extraña, si aun no la tienes en tus planes! Sin embargo hay mujeres que tienen un chip pre-cargado de ella, las que jugaron meciendo una muñeca cual bebé, las que se emocionan al ver a un bebé, las que adoran estar rodeadas de infantes y las que saben cuidarlos y que hacer exactamente, todas ellas actúan de forma natural, pero que pasa con aquellas que no sabemos cargar a un bebé y cuando alguna vez se dio la oportunidad de hacerlo no sabemos ni como colocar los brazos y al hacerlo torpemente recibimos un grito angustiado sobre protector, no así no!, no lo sientes!. Las que no toleramos los llantos y pataletas y haríamos todo lo posible para que se calle de una buena vez! O las que prefirieron los rompecabezas y los cuentos antes que las muñecas! Que pasó con nosotras?, somos mas frías?, menos amorosas?, seremos buenas madres?

Conozco mujeres que para ellas ser mamá es lo más extraordinario, es la superioridad en toda la expresión de la palabra. Tener un hijo es lo máximo? No lo sé!


Cuándo es que te planteas esta pregunta?, cuándo te ves a ti misma con ropa de maternidad, con una pancita de nueve meses en la dulce espera? Cuándo?. Cuándo estas en la edad ideal de reproducción será o cuando el reloj biológico lo pone en tapete! Ser mamá?.


Cuando piensas en el momento del parto toda la dulzura y tranquilidad se va y es reemplazada por el miedo! Porque miedo? Si las mujeres lo hacen desde la creación, si es verdad! Es fácil la idea, difícil es afrontarla! Es ser tú, TÚ MISMA, tú en la sala de parto, tú en las contracciones, tú solo tú! Porque él si estará allí? A lo mejor si, a lo mejor este grabando el momento, a lo mejor este respirando contigo, a lo mejor su mano sostenga la tuya y tu la apretaras con cada contracción! Que difícil!


Todas en algún momento lo pensamos y deseamos que sea perfecto! Ya lo pensé y lo hice en tu regazo, nunca había tomado vino de un biberón, nunca me había sentado en las piernas de una panzoncita de 8 meses! Nunca había ido a un babyshower, pero tratándose de ti estaría allí sin dudarlo! Porque te conocí desde los seis años, juntas crecimos, y ahora tu eres mamá y señora de una linda familia! Que envidia!


Ya llegara el momento!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

hola amiga querida, ¡me encanta tu blog! Como era de esperarse, no pude dejar pasar la oportunidad de comentar este artículo que definitivamente me toca hasta los huesos. Cuando Micaela venia en camino, recuerdo que estabamos en taller de televisión de noveno ciclo. Yo no tenía ni la más remota idea de que estaba embarazada. No presentaba mayor síntoma, cargaba cámaras, cables, etc,y si alguna vez me sentí mal, lo asociaba más al frecuente martirio de la gastritis que nos suele aquejar cuando estamos en medio de los ajetreos y las comidas fuera de horario, propio de los apuros de la presentación de trabajos de universidad, en fin...sencillamente no tenía ni idea, no era conciente, no sentía nada, nada. Ya a los cuatro meses, que encima, ni tenía mayor panza, me fui a hacer un chequeo de rutina,y me di con la sorpresa de que estaba gestando. Allí cambió todo: la panza creció como por arte de magia, y cuando comencé a sentir movimientos al interior de mi, ahí comencé a sentir mayor filiación con ese ser que estaba gestando. La idea es que una nunca esta preparada para ser mamá, uno lo aprende en el camino, y sólo va saliendo lo mejor o lo peor de ti en la medida en que tengas la capacidad de razonar y decidir qué hacer. Creo definitivamente que en tu caso, si tienes alguna duda al respecto, dejame decirte, que así como sé que eres, tan ordenada, tan buena mujer, tan firme y casi marcial, eso es lo que va a salir de ti el rato que te toque criar a un hijo. Porque uno cuando quiere algo o a alguien entrega lo mejor de sí, y si se trata de un hijo pues con mayor razón.


Patricia Bravo ALva.

Subscribe